Felipe VI en la Catalunya de la lengua reprimida, presos y exiliados como Puigdemont

48

Felipe VI (hijo de Juan Carlos I que nació en el exilio de Roma y que hoy está fugado a Abu Dhabi) regresa a la Catalunya de la lengua catalana reprimida, presos y exiliados como el president Carles Puigdemont.

2.- El español es impuesto obligatoriamente en el Congreso y en el Senado de España donde está prohibido y se reprime que los diputados y senadores se expresen en catalán. Como contraste, los diputados se expresan en catalán y en español en el Parlament de Catalunya.

3.- Felipe VI vuelve a Barcelona a reunirse con la cúpula judicial y el borbónico/juancarlista Foment del Treball. Los palacios de la Zarzuela y la Moncloa, el aparato judicial, Foment y afines deben admitir que todos los catalanohablantes, todos, en Catalunya conocen, entienden y hablan también el español. En cambio, hay muchos castellanohablantes, muchos, que no entienden ni hablan catalán en Catalunya, o eso dicen, o se niegan a atender a los catalanohablantes. Queda claro que el catalán y los catalanohablantes son la lengua y los ciudadanos maltratados o reprimidos en Catalunya, digan lo que digan las sentencias de los tribunales españoles.

4.- La Catalunya de 2021 también es un pueblo con presos políticos, indultados con condiciones, y con exiliados políticos como el president Carles Puigdemont que vive en libertad en la Unión Europea avalado por la justicia de la UE, pero que es considerado como un criminal peligroso por el régimen español. El Tribunal General de la Unión Europea acaba de desautorizar de nuevo al desacreditado juez Pablo Llarena que, con el beneplácito del régimen español, persigue a los políticos catalanes exiliados como causa de estado.

5.- Zarzuela, Moncloa, aparato judicial, Foment y afines deberían leer un pequeño libro que acaba de publicarse, “Els empresonats i exiliats de la Biblia”, del capuchino Jordi Cervera. Pero no lo harán. El autor del libro escribe: “La Biblia desnuda hipocresías, proclama injusticias, desvela conciencias, señala con el dedo la arbitrariedad de los poderosos (…) Explicamos las historias de los personajes bíblicos que sufren encarcelamiento y exilio, porque enfatizando con sus vicisitudes iluminamos esperanzadamente las nuestras (…) Para quien escribe estas páginas es la manera de compartir y com-partir los encarcelamientos y los exilios de quienes, hasta hace poco, estaban sentados en las sillas de nuestro Parlament, escogidos en unas elecciones, y representando la diversidad ideológica de nuestro pueblo”.

Compartir esta entrada