«Cant espiritual» en plena pandemia

22

Un hospital de campaña, éxito de la sanidad catalana, destinado a vacunarse da sensación de la provisionalidad y la temporalidad de la existencia humana. La pandemia, que afecta a millones de personas en todo el mundo, confirma la fragilidad y las limitaciones de la condición humana. De todos. También de los poderosos, de los ricos, de los reyes, del establishment.

2.- El sufrimiento y la muerte llama a la puerta de amigos y conocidos, a la puerta de casa. La muerte forma parte de la vida. Lo sabemos desde el primer día que se despierta la conciencia. Y algunos esperan, esperamos, que haya vida en la muerte. Es un deseo, un sentimiento, una intuición, una convicción de que esto es así. En cualquier caso, vida, muerte y esperanza forman parte del día y de la noche cotidianos y de la condición humana. Y nada de lo humano nos es ajeno.

3.- En el mientras tanto hay que dar sentido a la vida personal y comunitaria. La promoción, aplicación y defensa de los derechos y las libertades de todas las personas y de todos los pueblos es una buena forma de dar sentido a nuestra existencia. Esto vale para los creyentes y para los agnósticos. Vale para todos menos para quienes pisotean los derechos humanos. No vale para los dictadores de cualquier color, ni para los genocidas de pueblos y culturas, ni para los represores ni para los torturadores.

4.- Recuperando el hilo nos encontramos con un poeta catalán, Joan Maragall, autor de “Oda a Espanya” que termina con un “Adéu, España”, que escribió el “Cant espiritual”, tan conocido pero que no se debe leer de forma rutinaria. Termina con estos versos:

«I quan vinga aquella hora de temença / en què s’acluquin aquests ulls humans, / obriu-me’n, Senyor, uns altres de mes grans / per contemplar la vostra faç immensa. ( Sia’m la mortr una major naixença»

(“Y cuando venga esa hora de temor / en que se ciñen estos ojos humanos, / ábreme, Señor, otros mayores / para contemplar vuestra faz inmensa. / Sea la muerte un mayor nacimiento»)

Compartir esta entrada