PsoE i ER ponen oscuridad marxista donde no hay luz lingüística ni sobiranista

13

El PsoE (del represor 155) y el ER sin C (de las 155 monedas de plata) ponen oscuridad marxista donde no hay luz lingüística ni soberanista. El tripartito Oriol Junqueras / Gabriel Rufián / Pere Aragonès apoya el presupuesto estatal presentado por el monárquico, trilero y nada fiable Pedro Sánchez. Las explicaciones de unos y otros son tan poco claras como las que los hermanos Marx protagonizaron en su día. En aquella época gris, el español, con el apoyo del poder político español, era predominante en todos los ámbitos de Catalunya: cine, teatro, justicia, policía, universidad, escuela, medios de comunicación… Así se hizo famoso un diálogo entre los hermanos Grouxo y Zeppo que hoy es aplicable al supuesto acuerdo entre PSOE y ER y sus explicaciones.

 – Haga el favor de poner atención en la primera cláusula porque es muy importante. Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte. ¿Qué tal, está muy bien, eh?
– No, eso no está bien. Quisiera volver a oírlo.
–Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte.
–Esta vez creo que suena mejor.
–Si quiere se lo leo otra vez.
–Tan solo la primera parte.
–¿Sobre la parte contratante de la primera parte?
–No, solo la parte de la parte contratante de la primera parte.
–Oiga, ¿por qué hemos de pelearnos por una tontería como ésta? La cortamos.
–Sí, es demasiado largo. ¿Qué es lo que nos queda ahora?
–Dice ahora… la parte contratante de la segunda parte será considerada como la parte contratante de la segunda parte.
–Eso si que no me gusta nada. Nunca segundas partes fueron buenas. Escuche: ¿por qué no hacemos que la primera parte de la segunda parte contratante sea la segunda parte de la primera parte?



… Y los de ER hacen cara de satisfechos de haber conseguido solitos no se sabe qué mientras los del PsoE esconden su sonrisa  patriótica española bajo la nariz.

Compartir esta entrada