Junts replica el veto d’Aragonès y la ingerencia del Gobierno español en la mesa de diálogo

11

1.- Junts por Catalunya ha comunicado a Pere Aragonés sus representantes en la mesa de diálogo: Jordi Puigneró (vicepresidente del Govern), Jordi Sánchez (secretario general del partido), Jordi Turull (vicepresidente del partido, Míriam Nogueras (portavoz en el Congreso ).

2.- Se trata de una delegación de primera fila y de claro perfil político, porque consideramos que en la mesa de diálogo se tiene que ir a negociar la solución a un conflicto político. No se trata de una comisión bilateral de traspasos, sino de una mesa política y por eso hemos propuesto esta delegación.

3.- Estamos ante un conflicto de un país que quiere la autodeterminación, y un estado que la niega. No es un conflicto entre dos gobiernos, es un conflicto entre dos países.

4.- Esta propuesta es fiel al pacto de gobierno firmado entre ERC y Junts porque en ninguna parte se establece que la mesa tenía que estar integrada por miembros del Govern de la Generalitat exclusivamente. Junts no se ha movido ni un milímetro del pacto de gobierno con ERC. Lo único que establece el acuerdo es que se decidirá por consenso, y en lugar de consenso, nos hemos encontrado en un veto, lo que lamentamos.

5.- Sólo el pacto entre PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez contempla que tenga que ser un pacto entre gobiernos, pero este es un acuerdo entre partidos al que no nos sentimos vinculados. Nosotros somos leales al pacto de Govern firmado, no tenemos otro obediencia que este pacto con ERC.

6.- Junts por Catalunya no tiene ningún pacto con los partidos que se sientan en el otro lado de la mesa de diálogo. Tenemos las manos libres para poder escoger nuestra delegación y poder defender la autodeterminación y la amnistía sin ningún otro interés que la solución al conflicto.

7.- La composición mixta de la mesa entre consellers  y políticos no es nueva, es la que ya se usó en la primera reunión encabezada por los presidentes Torra y Aragonés, donde participaron miembros de Juntos y de ERC, además de consellers. La misma ERC abrió la puerta, el pasado mes de mayo, al que pudiera participar Oriol Junqueras, pero el PSC se opuso.

8.- Lamentamos la injerencia del Govern en la composición de los integrantes de la mesa. La parte catalana de la mesa se decide en Catalunya y entre los partidos catalanes. No aceptaremos ninguna tutela de la Moncloa en el proceso de diálogo.

9.- Si sólo podemos afrontar la negociación si vamos a la una, no se puede excluir una parte cediendo a presiones de Moncloa. Una mesa de diálogo en el que se excluye Junts no es un instrumento útil para resolver el conflicto. Deja de ser una mesa de diálogo para ser una mesa de partidos.

Compartir esta entrada