Pedro Sánchez impone el «nunca jamás» unilateral a la «mesa de diálogo» (?)

5

El presidente Pedro Sánchez, líder del PSOE, partido de los GAL, no hay que olvidar hasta donde han estado dispuestos a llegar, impone el «nunca jamás» de manera unilateral a la supuesta «mesa de diálogo» (?)

1.- El ERC de Oriol Junqueras, Pere Aragonés, Gabriel Rufián y su poderoso entorno mediático creen en la magia de esta fantasmagórica mesa del «nunca jamás». Asimismo critican las reservas sensatas de Junts basadas en la experiencia de las falsas promesas de los gobiernos españoles, tanto de PP como de PSOE

2.- ¿Por qué «nunca Jamás»? Porque los borbónicos, juancarlistas y ultracentralistas Pedro Sánchez y PSOE (Miquel Iceta, Salvador Illa y similares), y desde PP a VOX, lo dejan muy claro. La «mesa de diálogo» (?) es la mesa del «nunca jamás» en terminología sanchista. Un «nunca jamás» con adn franquista. Nunca acabarán con la represión y las cloacas del estado. Nunca admitirán el derecho universal de autodeterminación aunque sea posible según la Constitución (artículo 10.2) y conste en el BOE (1977/10733). Nunca respetarán la voluntad libre de los catalanes expresada en las urnas, urnas a confiscar a la fuerza y ​​de forma unilateral por el régimen español como sucedió el 1 de octubre. Ya lo sentenció el fascista José Antonio Primo de Rivera: «El ser rotas es el más noble destino de todas las urnas». El tronado Illa (PSOE), en coherencia con sus declaraciones, prefiere urnas «rotas» y confiscadas antes de que la ciudadanía vaya a las urnas a votar sobre el futuro de su pueblo.

3.- Desde Junts y su entorno, en cambio, tienen muy claro que el insistente «nunca jamás» de Pedro Sánchez, de sus ministros y de sus media bien subvencionados hace imposible el más mínimo avance político y soberanista. Un ejemplo. El president Quim Torra, perseguido por el sistema judicial del régimen español, insiste estos días en dos puntos. Primero, es necesario un programa de acción compartido por el conjunto del independentismo en Catalunya, España y Europa. ¿Está dispuesta ERC a compartir esta acción con Junts y la CUP? Y segundo, no hay que equivocarse con una «mesa de diálogo» donde la parte española ya ha dicho por activa y por pasiva que no se negociará nunca un referéndum para el pueblo de Catalunya.

Compartir esta entrada