Confrontación inteligente de Junts en Europa con el règimen post frsnquista

12

La eurodiputada Clara Ponsati (JuntsxCat) ha realizado en el Parlamento europeo una intervención que es buen ejemplo de la confrontación inteligente propuesta por Carles Puigdemont ante la confrontación represiva del régimen post franquista español.

1. El discurso de Clara Ponsati tiene una sólida dimensión política y ética. Sus palabras interpelan de hecho a la Corona y al actual Gobierno, calificado de «progre» por su presidente, sus ministros y su «claca» mediática. «Claca: Grupo de gente pagada que acude a una representación teatral o un espectáculo cualquiera para aplaudir y asegurar su éxito» (Diccionari de la Llengua catalana).

2. www.avantguarda.cat (que no tiene nada que ver con el diario español La Vanguardia) añade que el discurso de la eurodiputada catalana interpela implícitamente el episcopado español que de manera vergonzante y nada cristiana ha apoyado el comportamiento del campechano fugado.

3. El discurso de Clara Ponsati, durante minuto y medio y en inglés, sigue a continuación íntegramente. Vale la pena.

«Este Parlamento ha pedido repetidamente que se detenga la exportación de armas a Arabia Saudí pero estas demandas son ignoradas. España tiene una larga tradición de venta de armas a Arabia Saudí y el Gobierno del señor Sánchez ha mantenido la tradición autorizando ventas hasta 400 millones en 2019. Los tratos con los saudíes son el negocio familiar de la Casa Real española que ha pasado con la complacencia de todos los gobiernos españoles desde 1975. Por suerte los asuntos del rey Juan Carlos con sus amiguitos saudíes por fin están siendo investigados pero no en España sino en Suiza. ¿Que hacen las autoridades españolas respecto a tal hecho? Nada. Pero es que no sólo rechazan investigar sino que encima participan del encubrimiento enviando el rey a Abu Dabi para que se pueda esconder de la justicia suiza y continúan venden armas a los saudíes. Esto se debe parar. Los intereses corruptos de un estado miembro no pueden pasar por encima de nuestras obligaciones morales. Gracias «.

Compartir esta entrada