Juan Marsé. De charnego a pijo

12

Complicidad entre Juan Carlos y Juan Marsé en el premio Cervantes

Juan Marsé, buen novelista español, ha muerto (1933/2020). Expertos en literatura y conocedores del personaje resaltan que, además de su obra, destaca por características políticas contradictorias.

1. CHARNEGO VICTIMISTA.  Marsé se presenta como un trabajador de origen charnego. «Charnego. Hijo de una persona catalana y de una no catalana, dicho despectivamente. Inmigrante castellanohablante residente en Catalunya, dicho despectivamente» (Diccionari de la Llengua Catalana). Pero el victimista escritor español se convierte en un «pijo» más de la sofisticada gauche divine de la clasista discoteca de Bocaccio en la Barcelona burguesa de la década de los setenta y ochenta. «Pijo: Dicho de una persona: Que en su vestuario, modales, lenguaje, etc. manifiesta afectadamente gustos propios de una clase social adinerada» (Diccionario de la Lengua Española).

2. COMPLICIDAD DE MARSÉ CON JUAN CARLOS. Marsé es un escritor protegido y premiado por el establishment que, sobre todo en un régimen político como el monárquico español, es un sistema conservador y nada revolucionario. Recibe, entre otros, dos premios de significación españolista. Uno es el Planeta (1978), de la familia franquista de los Lara. El otro es el Miguel Cervantes (2008) que le es entregado, con complicidad de sonrisas y abrazos, por Juan Carlos I, rey hoy implicado en oscuros asuntos económicos y de faldas. El escritor podría haber escrito una interesante novela sobre la familia de los Borbones.

3. ANTICLERICAL SECTARIO. El Marsé de la gauche divine y del Cervantes borbónico se presenta como un anticlerical feroz. Olvida, o no quiere tener en cuenta, la participación de sacerdotes y laicos cristianos en luchas cívicas y obreras en el cinturón rojo de Barcelona, ​​capital de Catalunya. Ciudades como Santa Coloma de Gramenet, lHospitalet de Lllòbregat … Barrios como el Clot, Horta, Sants, Guinardó … Puede ser, pues, calificado como anticlerical sectario.

4. BABEL NACIONALISTA ESPAÑOL. Marsé se presenta como radical antinacionalista. ¿Ah sí? Es una ficción. El escritor es tan nacionalista español que es uno de los firmantes y activistas del manifiesto lingüista del Foro Babel (1996) integrado por españolistas, algunos procedentes del falangismo y del franquismo, que ven con recelo la cultura catalana. Babel es defendido por Ciudadanos hoy en liquidación, por el PP en crisis, por sectores de Podemos (Ada Colau) y PSOE (Miquel Iceta) al servicio de un régimen español monárquico, centralista y autoritario.

5. Juan Marsé, como dicen los que se consideran progreso, «que la tierra te sea leve».

Comparte esta entrada

Compartir esta entrada