Sólo Puigdemont puede evitar un tripartito autonomista

16

Sólo un Carles Puigdemont potente en las urnas y en la calle puede evitar que ER caiga en la tentación de formar en Catalunya un tripartito autonomista con PSOE y Comunes / Podemos.

1. Esta conclusión puede extraerse del sondeo de www.elnacional.cat La ER de Oriol Junqueras, hoy en ventaja, y los sectores de Carles Puigdemont serán seguramente diferentes dentro de unos meses. Deben pasar y dejar de pasar muchos acontecimientos en este tiempo. Y lo que es determinante son las urnas, no los sondeos. Hay partido. Ojalá no haya VAR porque entonces siempre ganan los partidos españoles.

2. Uno de los asuntos que sucede, y muy significativo, es que el enemigo número uno del establishment español (institucional, político, judicial, policial, mediático …) es Puigdemont. El voto a Puigdemont implica un sí mayúsculo del catalanismo soberanista a favor de la democracia, la libertad, la solidaridad, el derecho a decidir, la soberanía, la independencia. Y pone en cuestión las estructuras del estado español debilitadas, entre otras causas, por los graves tejemanejes que se destapan los borbones.

3. Junqueras, por su parte, se juega cada vez más su credibilidad. El cambio de estrategia de la dirección de ER es elogiado por el dependentismo o unionismo. La ER de Gabriel Rufián y Pere Aragonés significa un retorno al régimen pre democrático. Se abraza y apoya el PSOE de los GAL, del «a por ellos», del 155, de la represión … El PSOE contrario al derecho a decidir, la autodeterminación, la soberanía, la independencia, el referéndum. El PSOE que no es creíble si alguna vez habla de federalismo, y que actúa contra el constitucional estado de las autonomías, sus competencias y sus recursos. El PSOE monárquico, y que se niega a investigar los casos de Juan Carlos y de Felipe González.

4. ER, PSOE de Pedro Sánchez y Miquel Iceta, Comunes de Pablo Iglesias y Ada Colau formarían un tripartito autonomista según la versión reducida de la Constitución impuesta por el Tribunal Constitucional. Sería un catalanismo españolista, disfrazado de modernidad y de izquierdismo, que impone una Catalunya regional en una  soberana. Lo llaman ampliar las bases.

Compartir esta entrada