Al final del túnel … caos represor o solidaridad / libertad

7

Al final del túnel del confinamiento, del coronavirus y también del Corinavirus … ¿qué encontrarán los que lleguen vivos? ¿El Apocalipsis? …

1. ¿Qué habrá al final del túnel del coronavirus y también, por qué no, de la Corinavirus? Los diccionarios indican que «apocalíptico» significa «catástrofe», «que inspira horror». Es el sentido más extendido. Los diccionarios también indican que «Apocalipsis» es un «antiguo escrito judío o cristiano que pretendía manifestar, mediante una revelación celestial, un conocimiento hasta entonces secreto del pasado, del presente y del futuro».

2. El Apocalipsis es el último libro del Nuevo Testamento, escrito a finales del siglo I. Su autor, san Juan envejecido, vivía exiliado en la isla griega de Patmos debido a la persecución de que los primeros cristianos eran objeto por parte de el emperador romano Domiciano. Persecuciones, presos y exilio forman parte de la vida de las personas y de los pueblos.

3. El lenguaje y las imágenes del «Apocalipsis» tienen ese tono que hoy se llama «apocalíptico» pero, su objetivo y en el fondo se trata de un mensaje de esperanza para los creyentes y de esperanza en la condición humana a pesar de todas las dificultades. En el primer versículo del libro está escrito: «Revelación de Jesucristo, que Dios le dio para que hiciera conocer a sus siervos lo que pronto se debe cumplir». El último versículo dice así: «La gracia de Jesús, el Señor, sea con todos».

4. Bajando el nivel cultural del «Apocalipsis» a unas declaraciones de Juan Carlos Campo, ministro de Justicia del Gobierno de Pedro / Pablo, se encuentra la fórmula mágica y patriótica que éste explicó para acabar con la pandemia. El ministro dijo hace unos días: «Llegaremos al final del túnel con lágrimas en los ojos pero también con la unidad y el orgullo de ser españoles».

5. Declaraciones ministeriales aparte, al final del túnel habrá caos, centralización, represión, autoritarismo … O habrá esperanza, bienestar, solidaridad, libertad para las personas y los pueblos.

Compartir esta entrada