El Tsunami Democràtic gana a la represión

7

El Tsunami Democrático, con su actuación reivindicativa y pacífica, está ganando a la represión.

1. DOS PARTIDOS. El 18 de diciembre se juegan dos partidos en Barcelona, ​​capital de Catalunya. El futbolístico Barça / Madrid que internacionaliza el conflicto Catalunya / España. Y el Tsunami Democrátic catalán / represión españolista que pone de relieve la crisis del régimen monárquico.

2. SPAIN, SIT AND TALK. La protesta y la reivindicación son legítimas. El Tsunami protesta contra las sentencias del Tribunal Supremo. Protesta por la represión sistemática contra el soberanismo / independentismo democrático y pacífico. Reivindica que las urnas prevalezcan sobre las porras y las agresiones. Reivindica el retorno en libertad y la liberación de los exiliados y los presos políticos catalanes. Reivindica el «Spain, sit and talk» entre España y Catalunya. ¿Qué demócrata puede estar contra «sentarse y hablar?».

3. TSUNAMI SIN PUTAS. El Tsunami, a pesar de la caverna mediática, gana desde hace días el partido en CataluNYa y a nivel internacional. El españolismo de allí y de aquí (institucional, judicial, policial, mediático, 155, deportivo …) está desconcertado ante la presión del pueblo. Un tuit del internauta Ramon Bassas, hombre del entorno del PSOE, es significativo y lamentable. Escribe: «Antes, no sé si todavía, cada partido del Barça era una excusa para llenar prostíbulos. Esto del Tsunami democrático me parece que ni siquiera tiene este alicien «. Según Bassas, muchos culés son unos puteros que utilizan los servicios de las meretrices aunque reconoce, ¡ay !, que el Tsunami «no tiene este aliciente». ¡Anda! ¡Gracias joven!

4. RIDÍCULO DEL APARATO REPRESOR. El Tsunami quiere que el partido de fútbol se juegue y pide a todos el compromiso de todos a «comportarse de manera pacífica, según las directrices de no violencia». Pero el aparato represivo español hará una vez más el ridículo ante el mundo si decide suspender, por segunda vez, el Barça / Madrid que se debe jugar en el Camp Nou.

5. NO A TODA VIOLENCIA. En todo caso, toda violencia (de acción, de discurso, de descalificación, de manipulación, de infiltrados …) debe ser radicalmente rechazada sea de quien sea. Por convicción ética. Y porque desprestigia la política que teóricamente se defiende, tanto si es la unidad estatal como la independencia nacional, tanto si es la monarquía española como la república catalana.

Compartir esta entrada