El manifiesto político del españolista cardenal Cañizares es anticatólico y va contra el Papa y el episcopado catalán

18

1. El cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia, ¡desgraciada Valencia del golpista Milans del Bosch!, ha presentado el manifiesto político «Orar por España y su unidad». Este texto contrario al soberanismo catalán democrático y pacífico es un manifiesto anticatólico y va en contra del episcopado catalán y el Papa.

2. Cañizares miente como mínimo dos veces en el manifiesto. Escribe: «No entramos en ninguna valoración política, que no nos corresponde». Esta es la primera mentira. Todo el texto es claramente político. Su contenido es propio de la caverna política, económica y mediática más españolista y nacionalcatólica.

3. El cardenal también escribe: «Agradecemos de todo corazón la declaración hecha hace unos dias por nuestros hermanos y amigos obispos de las diócesis que están en Catalunya». Otra mentira que cínicamente esconde. El cardenal español sostiene una postura contraria a la de los obispos catalanes. Cañizares afirma que «la unidad de nuestra nación (España) es una cuestión moral«. Es decir, quien está en desacuerdo con esta tesis es inmoral. En cambio, los obispos catalanes afirman: «No corresponde a la Iglesia proponer una opción concreta, pero sí que defendemos la legitimidad moral de todas las opciones políticas que se basen en el respeto de la dignidad inalienable de las personas y de los pueblos». Una de estas opciones legítimas es la soberanista o independentista.

4. El manifiesto político del cardenal Cañizares se anticatólico. No utiliza ningún texto ni ningún argumento de la Doctrina Social de la Iglesia sobre los derechos de los pueblos y de las naciones. Cañizares pensará lo que quiera (como su amigo Fernández Díaz, Aznar, Rajoy y personajes similares) pero muchos catalanes, muchos de ellos católicos, consideran que Catalunya es una nación y que una nación tiene derecho a la soberanía.

5. Cañizares está frustrado porque las gestiones realizadas por el Gobierno español y por él mismo ante el Vaticano para que la Santa Sede censurara el proceso soberanista han fracasado. Es más, el Papa Francisco defiende el derecho de los pueblos a la independencia en sus viajes a Ecuador, Bolivia, Paraguay y Cuba, todos pueblos felizmente independizados de España. Hay que recordar una vez más sus palabras: «Los pueblos del mundo quieren ser artífice de su propio destino (…) Ningún poder fáctico o constituido tiene derecho a privar a los países pobres del pleno ejercicio de su soberanía (…) La paz se fundamenta no sólo en el respeto de los derechos del hombre, sino en el derechos de los pueblos, particularmente el derecho a la independencia». Estas palabras papales son aplicables al pueblo catalán.

6. Antonio Cañizares pide orar «por España y los pueblos que la forman, entre ellos Catalunya». Los católicos catalanes, y también los españoles, también harían bien en orar. Orar para que Catalunya tenga con España, Europa y todos los pueblos del mundo una relación mejor, más libre y más solidaria con la convicción de que esto sólo es posible si Catalunya es soberana, tan soberana como lo son España y las naciones del siglo XXI. Se podría rezar, además, por la conversión del cardenal Cañizares. Para que sea un buen cristiano. Para que acepte la Doctrina Social de la Iglesia católica. Para que no vaya contra el episcopado catalán. Para que  respete al Papa, aunque este Papa sea Francisco, hijo de la nación Argentina que también se independizó de España. Amén

Compartir esta entrada