El Vaticano rechaza las presiones de España, y el Papa Francisco defiende el derecho de los pueblos a la independencia

4

1. El Vaticano rechaza las presiones de España que pretende que la Santa Sede es defina contra el proceso soberanista catalán. El Papa Francisco, en cambio, aprovecha su visita a Cuba para defender el derecho de los pueblos a la independencia.

2. Las presiones españolas han sido realizadas por los ministros José Manuel García Margallo y Jorge Fernández Díaz y por el embajador Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga. También ha intervenido el cardenal Antonio Cañizares, ultranacionalista españolista.

3. La respuesta vaticana, en cambio, consiste en apoyar la postura del episcopado catalán expresada en su comunicado del pasado 7 de septiembre. Los obispos manifiestan «nuestro respeto por la legítima diversidad de opciones que se someterán a votación» y que «no corresponde a la Iglesia proponer una opción concreta, pero sí defendemos la legitimidad moral de todas las opciones políticas que se basen en el respeto de la dignidad inalienable de las personas y de los pueblos «. El soberanismo o independentismo es una de estas opciones legítimas. Los obispos también reafirman «la identidad nacional de Catalunya», y «nuestro amor a la patria catalana«.

4. Esta declaración episcopal no es «un trabajo de orfebrería» como escribe el digamos «vaticanólogo» Enric Juliana. ¿Por qué? Porque los obispos catalanes ya tienen una doctrina trabajada y consolidada. Esta declaración ratifica casi literalmente anteriores documentos de los mismos obispos catalanes: «Raíces cristianas de Cataluña» (1985), «Al servicio de nuestro pueblo» (2011), declaración sobre las elecciones al Parlamento de Catalunya (2012)

5. Francisco, además, se mantiene fiel a la Doctrina Social de la Iglesia Católica y vuelve a defender el derechos de los pueblos a la soberanía o independencia. Se refiere a ello en su primer discurso en Cuba, pronunciado en el aeropuerto José Martí, en La Habana. «Este viaje apostólico -son palabras suyas- coincide con el I centenario de la declaración de la Virgen de la Caridad del Cobre como patrona de Cuba. Fueron los veteranos de la Guerra de la Independencia, movidos por sentimientos de fe y patriotismo, quienes pidieron que la Virgen fuera la patrona de Cuba como nación libre y soberana «. Francisco pronunció palabras similares el pasado julio en su viaje a Ecuador, Bolivia y Paraguay. Estos países como el suyo, Argentina, y muchos otros se independizaron de España. Algunas de las ideas expresadas entonces por Francisco son estas: «Los pueblos del mundo quieren ser artífices de su propio destino (…) Ningún poder fáctico o constituido tiene derecho a privar a los países pobres del pleno ejercicio de su soberanía (.. .) La paz se fundamenta no sólo en el respeto de los derechos del hombre, sino también en los derechos de los pueblos, particularmente el derecho a la independencia «.

6. Última acotación. El poderoso Antonio Cánovas del Castillo, presidente del Gobierno español, afirmó en 1896 en el Congreso de Diputados: «Cuba no será nunca independiente». Al cabo de siete años, el 20 de mayo de 1902, Cuba proclamaba su independencia. La profecía de Cánovas del Castillo fracasó rotundamente. Después, la estelada catalana es inspiró en la estelada cubana.

Compartir esta entrada