«No» de Colau y Asens a la soberanía del siglo XXI con un discurso anticlerical del siglo XIX

13

1. La alcaldesa Ada Colau y su teniente alcalde Jaume Asens, supeditados a Podemos, justifican el «no» de Barcelona en Común a la adhesión a la AMI ((Associació de Municipis per la Independència) con un discurso pueril, reaccionario y anticlerical del siglo XIX.

2. La exposición de Asens en el pleno municipal muestra una alarmante pobreza argumental en un cargo público. «Entre los objetivos de la AMI -dice con tono pedant- hay una exaltación de las excelencias espirituales que tienen que ver con la defensa de una mística y del imaginario de una Catalunnya romántica, clerical, la Cataluña de Cambó, de Torras i Bages, de Jacint Verdaguer. Y tienen poco que ver con la Catalunya popular que defiende los valores republicanos de la libertad, de la justicia, de la igualdad, la Catalunya de Salvador Seguí, de Andreu Nin, de Companys o de tantos otros».

3. El discurso de Asens, aparentemente progre y radical, es tan delirante que sólo es aplaudido por la derecha dura españolista del PP, de Ciudadanos y del único concejal de la desnaturalizada Unió duranista. El discurso es tan delirante que ha encontrado el rechazo contundente de los Convergentes y de ERC, que configuran Junts por el Si, y de la CUP. La postura de Colau y Asens también es sectaria porque no quiere una Catalunya soberana en que convivan todos. Francesc Cambó y Salvador Segui, Josep Torras i Bages y Andreu Nin, Jacint Verdaguer y Lluís Companys.

4. El discurso de Colau y Asens pretende liquidar incluso a personas comprometidas en el proceso soberanista y en los ámbitos eclesial, social y de solidaridad con los más marginados. Personas, citando algunas con eco mediático, como el Pare Manel, Lucía Caram, Victoria Molins, Teresa Forcades. Ellas y ellos, y tantos otros, han de sufrir las impertinencias de ultracatólicos como Jorge Fernández Diaz y de anticlericales del siglo XIX como Jaume Asens. Curiosa coincidencia.

Compartir esta entrada