Doble moral. Odio de Podemos, silencio del fiscal y nepotismo de Colau

3

1. Llamada al odio, nepotismo y doble moral en los denominados nuevos (?) movimientos y en el Ayuntamiento de Barcelona desmienten muy pronto su pretendida revolución regeneracionista.

2. Gemma Ubasart, de Podemos, anunció públicamente que se organizará una campaña electoral del 27 de septiembre fomentando el odio al presidente de Catalunya. La fiscalía española no actúa contra esta apelación odiosa que pone en peligro la convivencia para conseguir un puñado de votos. La hoy alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tampoco expresa su apoyo a Artur Mas ante los ataques de Ubasart. Colau ya acusó un día sin pruebas, como el frívolo Jorge Fernández Díaz, que el buen Xavier Trias era un mafioso. Colau, sin embargo, se solidariza con el regidor madrileño Guillermo Zapata que vomita tuits antisemitas y que hieren a las víctimas del terrorismo. Esto es doble moral.

3. La alcaldesa Colau, como indica su apellido, coloca familiares y amigos como asesores en el Ayuntamiento. Coloca a su pareja Adrià Alemany. Coloca a Vanesa Valiño, pareja de Gerardo Pisarello, número dos de BeC y primer teniente de alcalde. Algunos habían pensado que Colau daria trabajo a los desahuciados pero ella practica el nepotismo aunque prometió erradicarlo. Nepotismo es preferir parientes y amigos para concesiones o trabajos públicos. Esto es doble moral.

4. Ada Colau debería hacer caso, en este punto, a su amiga Teresa Forcades. La polémica monja exclaustrada, a pesar de ser políticamente muy discutible, manifestó sobre las declaraciones de Ubasart: «Es obvio que no quiero explotar ningún odio, sino que me parece muy importante que entre todas y todos evitemos descalificaciones personales».

5. Forcades puede sugerir a Ubasart y Colau lo que relata el Evangelio de Mateo (5, 43-45) en palabras de Jesús: «Habéis oído que se dijo: Amarás al prójimo, pero detesta los enemigos. Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir el sol sobre buenos y malos y hace llover sobre justos e injustos». Sobre la doble moral o hipocresía de decir una cosa y hacer otra, Forcades puede recordar unas palabras de Jesús referidas a los fariseos: «Haced y observad todo lo que os digan pero no actuéis como ellos, porque dicen y no hacen».

Compartir esta entrada