Un cristiano puede sentirse cómodo con la Constitución catalana

32

1. Un cristiano puede sentirse cómodo con el borrador de Constitución catalana redactado por un grupo de juristas liderado por Santiago Vidal. Ya desde el preámbulo emplea este tono: «Declaramos de forma solemne que somos hermanos de todos los pueblos, que buscamos la fraternidad, amistad y el respeto de todos ellos».

2. La cuestión explícitamente religiosa es mencionada dos veces. Sobre la igualdad: «Nadie puede ser discriminado por razón de sexo, etnia, origen, creencias religiosas o políticas, opiniones, minusvalía física y/o psíquica, lengua, orientación sexual, o cualquier otra circunstancia personal, social o cultural». Sobre la libertad: «Se garantiza la libertad religiosa y de culto. Toda persona tiene derecho a elegir libremente su religión y convicciones filosóficas, así como de llevarlas a la práctica de forma pacífica. El Estado se declara aconfesional y, en consecuencia, ninguna religión podrá ser subvencionada con fondos públicos. Las prácticas de uso de velo integral que oculte el rostro en espacio público, bajo la excusa de religión, no son merecedoras de amparo legal.

3. Sobre la dignidad y la integridad humana establece: «La vida es inviolable. La pena de muerte está expresamente prohibida «.

4. Catalunya es definida como «nación de paz». En este sentido establece que «los valores supremos que el Estado republicano quiere transmitir al resto de pueblos del mundo, son la justicia social, la cultura, la paz, la lucha contra la pobreza, la protección del medio ambiente, la solidaridad, la cooperación internacional, el desarrollo sostenible, y la igualdad en derechos y deberes de todos los seres humanos «. También hace referencia a las «relaciones de buena vecindad con el Estado español». Establece: «Catalunya es consciente de los múltiples lazos que en el transcurso de nuestra historia ha tenido con el pueblo español, y desea firmemente mantenerlos y mejorarlos en condiciones de bilateralidad. La república garantiza los derechos de todos aquellos catalanes que, por una u otra razón, quieran libre y democráticamente conservar sus relaciones personales y colectivas  con nuestros hermanos de la Península Ibérica «.

5. El borrador de Constitución trata sobre la familia. Por ejemplo: «La familia será objeto de especial protección, con independencia de si las personas afectadas han decidido vivir bajo una relación heterosexual, homosexual, monoparental o de cualquier otra classe”. También se refiere al derecho a la libertad de matrimonio: «El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica, con independencia de la orientación sexual de la pareja elegida libremente. Las relaciones jurídicas de parejas de hecho gozan de idénticos derechos civiles y sociales que las familias ligadas por matrimonio «.

6. Hay cristianos que admiten este planteamiento sobre la familia. Lo admiten en conciencia y por respeto a los demás. Algunos sectores eclesiásticosno lo verán bien. En todo caso, la institución eclesial puede proponer su visión sobre las relaciones familiares, pero nunca lo puede imponer. No se puede caer en un nacional catolicismo que, por definición, no es cristiano.

www.unanovaconstitucio.cat

Compartir esta entrada