Católicos catalanes piden al Papa un obispo del pueblo

12

Católicos catalanes, entre laicos y religiosos, han hecho llegar al Papa Francisco su petición de que el futuro arzobispo de la archidiócesis de Barcelona sea un obispo del pueblo.

Esta petición se ha gestionado al margen de la Conferencia Episcopal Española. Es lógico que se haya hecho al margen porque el catolicismo español no comprende al catolicismo catalán, y ambos tienen un estilo y unos intereses diferentes.

La actual dirección de la Conferencia Episcopal, aunque sea más moderada y dialogante que la anterior liderada por Antonio María Rouco, también quiere que el sucesor del cardenal Lluís Martínez Sistach en Barcelona sea un obispo español y españolista. Así lo ha denunciado el periodista Oriol Domingo comentando las crónicas del sacerdote y periodista Juan Rubio que, desde La Vanguardia, avala el nombramiento de Juan José Omella. Este obispo, como titular de la diócesis de Barbastro-Monzón, ha sido beligerante a la hora de reclamar a Lleida las obras de arte sacro como lo ha recordado la periodista Mireia Roble en El Punt Avui.

La petición al Papa de que el futuro arzobispo de Barcelona sea un obispo del pueblo coincide y sintoniza con el libro «Joan Carreras, un bisbe del poble», escrito por Joaquím Ferrer y Francesc Teruel y que se acaba de presentar. En otras palabras, Josep Maria Carbonell (decano de la facultad de Comunicació Blanquerna y presidente del patronato de la fundación Joan Maragall) afirma: «En Catalunya tenemos algunos obispos que responden al perfil que necesita Barcelona. No hay que ir a buscarlo tierras allá».

(Texto publicado a www.tribuna.cat)

Compartir esta entrada