Rumores y polémica sobre el futuro obispo de Barcelona

41

El ultracatolicismo españolista de Germinans y La Cigüeña de la Torre ve con buenos ojos el nombre de Juan José Omella

1. Rumores y polémica sobre el futuro obispo de Barcelona. El ultra catolicismo españolista de las webs Germinans Germinabit y La Cigüeña de la Torre ve con buenos ojos el nombre de Juan José Omella (Teruel, 21 de abril 1946) aunque este hipotético nombramiento rompa la unidad de la Iglesia en Catalunya. Omella es un desconocido en la sociedad civil y eclesial de Catalunya, región considerada por los unionistas como díscola y mal encajada en España que sería la única nación verdadera. Políticos, universitarios, trabajadores, militares, ciudadanos, teólogos deberían aceptar con disciplina que la archidiócesis de Barcelona y la diócesis de la que Omella es ahora titular, Calahorra y la Calzada-Logroño, son completamente iguales en todos los aspectos: económico, agrícola, industrial, político, histórico, eclesial, cultural, lingüístico. Tanto es Calahorra como la capital catalana. Ante estas consideraciones absurdas sigue una primera tanda de interrogantes.

2. «Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas y ellas me conocen a mí» (Juan 10,11), dice Jesús. Pero aquí y ahora, las ovejas no conocen al hipotético pastor Omella. ¿Conoce Omella estas ovejas? ¿Tendría tiempo de conocerlas en los cinco años que sólo le faltan para jubilarse como obispo?

3. ¿Ha preguntado Omella al papa Francisco si no hay ninguna persona en Catalunya que sea buena, santa, con capacidad de ser un buen pastor? ¿Tant mal está la Iglesia en Catalunya y tan desastroso es su clero?

4. Un hombre ponderado como Bernabé Dalmau, monje de Montserrat y buen conocedor de la doctrina pontificia y de la historia de la Iglesia universal y catalana, escribe: «Desde hace cien años el Vaticano y el Gobierno intentan ahogar la catalanidad y el singular dinamismo pastoral de las iglesias de la Tarraconense, con complicidad de eclesiásticos locales que se avienen al juego». ¿Comparte Omella este diagnóstico eclesial del padre Dalmau?.

5. Comentando la muerte de Juan Pablo II, Omella escribió el 10 de abril de 2005: «Este Papa ha visitado repetidas veces nuestra nación española. Ha visitado casi todas las naciones del mundo». ¿Considera Omella que hablar de «nuestra nación española» es nacionalismo exacerbado? ¿Acepta que Catalunya es una nación tan respetable como lo es España tal como lo piensan amplios sectores sociales y eclesiales catalanes como se demuestra en la calle y en las urnas?

6. Quien suscribe este post comentó hace pocos días: «Las especulaciones, verosímiles sobre el relevo en el arzobispado de Barcelona serán analizadas en la web insaeculasaeculorum.cat. Sea quien sea el nuevo arzobispo es triste que la comunidad eclesial no pinte nada». Un internauta, Antonio Arias, contestó: «Oriol Domingo dice y dice pero se olvida que la Iglesia no es una democracia, gracias a Dios. Por lo tanto, efectivamente, los seglares no tenemos nada que hacer. ¡Gracias a Dios !. En caso contrario, los nombramientos de obispos serían peor que la batalla de Lepanto «. ¿Qué piensa el obispo Omella de la contestación de este internauta?

Compartir esta entrada