El papa Francisco recuerda a los Reyes los derechos de los pueblos

10

Razones para votar Sí/Sí el 9N2014 como ciudadano y como cristiano

1. El papa Francisco ha recordado a los reyes de España en su encuentro en el Vaticano los derechos de los pueblos. Ha entregado a Felipe VI y Leticia un ejemplar del Evangelii gaudium (La joya del Evangelio). La entrega de esta exhortación apostólica es intencionado, no meramente protocolaria. Algunos de los 288 puntos de este documento son aplicables al proceso soberanista de Catalunya.

2. He aquí algunos de los puntos de Evangelii gaudium: «Este pueblo de Dios se encarna en los pueblos de la tierra, cada uno de los cuales tiene su propia cultura (…) Cada pueblo, en su devenir histórico, desarrolla su propia cultura con legítima autonomía (…) Los distintos pueblos en que ha sido inculturado del Evangelio son sujetos colectivos activos, agentes de evangelización. Esto es así porque cada pueblo es el creador de su cultura y el protagonista de su historia (…) La paz se funda no sólo en el respeto de los derechos del hombre, sino también en el de los derechos de los pueblos (…) Respetando la independencia y la cultura de cada nación, hay que recordar siempre que el planeta es de toda la humanidad y para toda la humanidad (…) Necesitamos crecer en una solidaridad que debe permitir a todos los pueblos llegar a ser por sí mismos artífices de su destino (…) El autor principal, el sujeto histórico de este proceso, es la gente y su cultura, no es una clase, una fracción, un grupo, una élite. No necesitamos un proyecto de unos pocos para unos pocos, o una minoría ilustrada testimonial que se apropie de un sentimiento colectivo (…) Las armas y la represión violenta, más que aportar soluciones, crean nuevos y peores conflictos».

3. Todas las posturas políticas son legítimas si se expresan de manera pacífica y democrática. La tesis del episcopado catalán es la que siempre manifiesta en períodos políticos importantes y cuando los ciudadanos están llamados a las urnas.   «Defendemos -afirman- la legitimidad moral de todas las opciones políticas que se basen en el respeto de la dignidad inalienable de las personas y de los pueblos».

4. La democracia es diálogo, participación, votación, decisión. Nadie, en nombre de la democracia ni en nombre de nada, puede poner trabas a dialogar, participar, votar, decidir. Al contrario. La democracia debe fomentar el diálogo, la participación, las urnas, la decisión. Esta es la única paz que vale la pena.

5. El Gobierno español (ahora, además, con un entorno corrupto insoportable), el Consejo de Estado (hoy, todavía, presidido por un franquista), el Tribunal Constitucional (secuestrado por el Gobierno del PP y por el PSOE) y altas instancias de un Estado sin división de poderes están desacreditados. No tienen autoridad moral ante unos ciudadanos que quieren ejercer pacíficamente y con libertad su derecho a manifestarse y votar.

6. Votar a favor de la soberanía de Catalunya es expresar la voluntad de ser como son los pueblos y las naciones soberanas del mundo democrático, incluida la Europa democrática. Ningún pueblo renuncia a su soberanía. Catalunya tampoco. La Catalunya soberana quiere establecer una relación de igual a igual con la España soberana. Una relación basada en la libertad, la solidaridad, la fraternidad. La soberanía no va contra nadie.

7. Hay una gran diferencia entre el soberanismo español y el soberanismo catalán. El primero sólo acepta la España soberana, rechaza la Catalunya soberana y no deja que los catalanes voten para decidir sobre su futuro. En cambio, el segundo es democrático porque la Catalunya soberana acepta la España soberana y propugna que todos puedan votar.

8. El conflicto entre España y Catalunya se resuelve con democracia, con más democracia. Esto significa más diálogo, más participación y urnas. El conflicto no se resuelve por la fuerza, ni por la imposición, ni con violencia, ni con actuaciones militares o policiales.

9. Conclusión. Hay razones de carácter cívico y cristiano para votar y para votar Sí Sí este 9/ N /2014. Sí a que Catalunya se convierta en un Estado, y sí a que este Estado sea independiente.

Compartir esta entrada