Decálogo. Anexionismo español represor contra el soberanismo catalán

10

1.- La Constitución española prohíbe la represión, la guerra sucia, las cloacas del estado, las intoxicaciones, el terrorismo de estado de los GAL.

2.- La Constitución permite la amnistía. Ningún artículo la prohíbe.

3.- La Constitución (artículo 10.2) establece que las normas relativas a los derechos fundamentales y las libertades deben ser interpretadas y aplicadas de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos. Esta Declaración (artículo 21.3) afirma que la voluntad del pueblo es el fundamento de la autoridad de los poderes públicos (…) que ha de expresarse mediante elecciones (…) o cualquier procedimiento equivalente». Referéndum, por ejemplo.



4.- El estado (monarquía, instituciones, sistema judicial y policial, partidos …) tienen el deber de aceptar la legalidad de la autodeterminación. BOE (1977/10733) asume el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos aprobado por Naciones Unidas. Primer punto y sin excepciones: «Todos los pueblos tienen el derecho de autodeterminación».



5.- El soberanismo catalán democrático y pacífico plantea una relación entre Catalunya y España basada en la democracia, la libertad, la solidaridad, promover los derechos de todas las personas y de todos los pueblos, y respetar mutuamente la soberanía de ambas naciones. Pero el unionismo anexionista español choca con el legítimo planteamiento del independentismo catalán.

6. El presidente español, Pedro Sánchez, y desde los borbónicos y juancarlista PSOE a VOX, dejan claro que «nunca jamás» aceptarán que haya entre Catalunya y España una relación basada en la democracia, la libertad, la solidaridad, y el respeto a la voluntad expresada por los catalanes en las urnas y en la mutua soberanía nacional. Imponen de forma unilateral una Catalunya sólo regionalizada y dependiente.

7.- El «nunca jamás» sanchista rechaza el referéndum y las urnas porque mantiene el adn del fascista José Antonio Primo de Rivera: «Ser rotas es el mayor destino de las urnas». Rotas y / o confiscadas es lo que liquida la convivencia y la libertad mientras que las urnas (elecciones, referéndum) fortalecen la democracia, la libertad, la convivencia.

8.- El unionismo anexionista español, desde PSOE a VOX, también tiene adn franquista. El hoy fugado Juan Carlos I, impuesto como rey por el dictador Francisco Franco, reveló: «Franco, pocos dias entendido de morir, me cogio la mano y me dijo: alteza, lo único que os pido es que preserve la unidad de España». No preservar la democracia, ni la libertad, ni la convivencia, ni eliminan la corrupción, ni …

9.- Una conclusión. El pactismo catalán histórico y auténtico no tiene nada que ver con la mesa de diálogo impuesta por el unionismo anexionista español que cuenta con el apoyo mediático y político del régimen. El pactismo catalán implica una relación basada en la igualdad entre interlocutores libres y soberanos. La mesa, en cambio, tiene un interlocutor absolutista que reprime al otro interlocutor para que quede en una posición sumisa y dependiente en los ámbitos institucional, económico, social, cultural, político, internacional.



10.- Y, ay, el aparato del estado hace reaparecer los fantasmagóricos rusos por deprestigiar el independentismo catalán. Aportación personal. Hace unos 40 años realizé un curso de ruso en la Universitat de Barcelona. Hace unos 20 años visité Bulgaria dos veces en poco tiempo por motivaciones estrictamente personales y humanitarias. He estado en el Vaticano en varias ocasiones en misiones de carácter profesional, turístico, eclesial. ¿He sido objeto de espionaje? ¿Formo parte de una trama soviética? ¿O de una trama rusa? ¿O de una trama vaticana? ¿Formo parte de una diabólica trama soviética / rusa / vaticana? ¿Y yo sin saberlo?

Compartir esta entrada