Poesía de esperanza comprometida del obispo Casaldàliga aplicada a Catalunya

27

Una poesía del obispo catalán Pere Casaldàliga por la causa, tal vez utópica, de los derechos humanos, sociales y de los pueblos concluye el cuaderno «Com pensar el canvi avui» (Cómo pensar el cambio hoy) de Cristianisme i Justicia (203).

1. El autor del texto es Jesús Sanz, profesor de Antropología Social en la Universidad Complutense y miembro de Cristianisme i Justicia. Escribe: «La historia presenta numerosos ejemplos de realidades que en su momento también se pensaba que era imposible cambiar (fin de la esclavitud, segregación racial, jornada laboral de 8 horas, derecho de voto de las mujeres) y que la movilización social y la organización colectiva hacen posible (…) Se formulan propuestas bastante utópicas como para representar un desafío al statu quo, y suficientemente reales para no ser descartadas con facilidad por inviables (…) Profundizar en algunas de estas prácticas es el primer paso para afirmar que es posible construir otra realidad».

2. Sanz trata sobre el cambio social. El lector, sin embargo, también puede aplicar este planteamiento a los cambios económicos, culturales, religiosos, eclesiales, políticos y nacionales. Ejemplos… Cambios para conseguir una Iglesia en sintonía radical con los Evangelios. Cambios para que Catalunya pueda decidir sobre su futuro. Todo es posible aunque parezca imposible.

3. El obispo claretiano Casaldàliga es un ejemplo vivo de liberación, solidaridad y fe. Es una persona libre, solidaria, creyente. Hombre de la teología de la liberación. Defensor de los más pobres y marginados en Brasil. Perseguido por la legalidad establecida. Premi Internacional Catalunya.

4. Jesús Sanz pregunta: «En clave cristiana, ¿qué crees que puede aportar la espiritualidad cristiana para la transformación social en sentido emancipador?».

5. Una poesía del obispo Pere Casaldàliga es una respuesta de compromiso y esperanza.

Es tarde
pero es nuestra hora.

Es tarde
pero es todo el tiempo
que tenemos a mano
para hacer futuro.

Es tarde
pero somos nosotros
esta hora tardía.

Es tarde
pero es madrugada
si insistimos un poco.

Compartir esta entrada