Puigdemont y la Iglesia apelan a los demócratas españoles

4

El president Carles Puigdemont y la Iglesia católica apelan a los demócratas españoles para que respeten y comprendan las legítimas aspiraciones cívicas y nacionales de Catalunya.

          Esta apelación es especialmente urgente ahora cuando se ha configurado un tripartito parlamentario español (PP, PSOE, C ‘s) contrario al soberanismo catalán. Un soberanismo que es multitudinario en la calle y mayoritario en el Parlament y en las instituciones. El president Puigdemont ya dijo el pasado 10 de octubre en su conferencia en Madrid: «Apelo a los demócratas españoles que se subleven contra la judicialización de la política». En aquella conferencia asistieron diez embajadores de países democráticos. Pero no asistieron representantes del tripartito español de manera que queda claro cuál es el bajo nivel democrático de PP, PSOE y C ‘s que se niegan a escuchar, dialogar, negociar.

          Una apelación a los demócratas españoles, específicamente a los católicos, ya fue formulado en 1985 por el episcopado catalán en su documento «Raíces cristianas de Cataluña». Aquella llamada episcopal sigue vigente hoy, treinta años después. Deja claro que Catalunya es una nación y que, como tal, tiene unas legítimas aspiraciones históricas, profundas e irrenunciables. Los obispos llaman con el lenguaje propio de aquella época: «Quisiéramos que fueran, principalmente, nuestros hermanos católicos de los otros pueblos de España los primeros en comprender y acoger estas aspiraciones. También en contrapartida, deberían ser los católicos catalanes los primeros en abrirnos a sus problemas».

               El catolicismo soberanista catalán de la segunda década del siglo XXI sostiene que la relación entre España y Catalunya sería más democrática, más libre, más solidaria, más fraternal, más de igual a igual si ambas naciones fueran soberanas.

          (Texto publicado en www.tribunacatalana.cat)

Compartir esta entrada