Constitución española insolidaria, anticristiana, anticatalana

4

El Gobierno español y su Constitución prohíben que el Govern de Catalunya ejerza la solidaridad con los refugiados y los afectados por la pobreza energética.

1. El Tribunal Constitucional anula la norma catalana que pretende que no se corte el gas o la luz por impago a personas sin recursos económicos. La excusa es que la normativa de la Generalitat invade competencias exclusivas del estado.

2. Una Constitución, como la española, que impide la solidaridad con las personas y los pueblos es, por definición, inhumana. También es anticristiana porque un elemento clave del cristianismo es la solidaridad con los demás, sobre todo con los que se encuentran en una situación más difícil. La Constitución española, además, es anti catalana porque el Gobierno español y el Tribunal Constitucional intentan que el Govern catalán, por ser catalán, no pueda actuar a favor de la gente, especialmente de la más vulnerable.

3. Con su ironía, el periodista Jofre Llombart escribe este tuit: «Una de estas dos cosas es ilegal en España según el TC. ¿Cuál? ¿La Fundación Francisco Franco? ¿Un decreto de Catalunya contra la pobreza energética?» Y Empar Moliner denuncia en un show televisivo que una Constitución es papel quemado si no sirve para dar luz y calor a las personas de este país que no pueden pagárselo.

4. Los obispos catalanes, por su parte, apoyan las actuaciones emprendidas desde Catalunya por entidades privadas y por las administraciones catalanas a favor de la solidaridad. También animan a la acción internacional de la Generalitat.

5. Un cristiano debe tener muy claro cuál debe ser su postura en caso de conflicto entre el Dios de Jesús y los poderes políticos. Un episodio de los Hechos de los Apóstoles, leído en la misa del domingo (9 de abril), relata una comparecencia de Pedro y sus compañeros ante el sanedrín. La respuesta de Pedro fue: «Obedecer a Dios es primero que obedecer los hombres». Hoy diría: «Obedecer la solidaridad es primero que obedecer la Constitución que impide la solidaridad«.

(Texto publicado en www.tribunacatalana.cat)

Compartir esta entrada