Respuesta cristiana al desorden (constitucional) establecido

8

1. El orden establecido de una sociedad se degrada si no respeta a las personas y los pueblos. Este orden se convierte entonces en desorden establecido.

2- El desorden establecido, legal e incluso constitucional, atenta contra la dignidad y la convivencia de las personas y de los pueblos. Una respuesta de los cristianos consiste en colaborar con todos aquellos que quieren pasar del desorden establecido vigente a una situación basada en el respeto de las libertades y los derechos de las personas y de los pueblos, incluido el derecho a ejercer la libertad del voto.

3. La sociedad caracterizada por el desorden establecido (en los ámbitos económico, social, cultural) fue analizada y denunciada por el filósofo Emmanuel Mounier (1905/50) y la revista Esprit. El pensamiento, la actitud y el activismo de Mounier, hombre profundamente cristiano, incidió en los documentos más renovadores y humanistas del Concilio Vaticano II y ha influido en sectores de las diversas opciones ideológicas y políticas del catolicismo catalán. Ha influido, por poner unos ejemplos, en el eurocomunista Alfonso Carlos Comín, en los socialistas catalanistas Toni Comín y Jordi López Camps, en los socialcristianos Joan Rigol y Antoni Castellà, en el soberanista Artur Mas, en el republicano Oriol Junqueras.

4. El desorden establecido predomina en el hoy por hoy del Estado español. Numerosos elementos lo indican. Una Constitución de 1978, aprobada bajo la atenta mirada militar, que aún ahora, en 2014, es interpretada contra el derecho de Catalunya a decidir su presente y su futuro como nación. Un Tribunal Constitucional desacreditado en su composición y en sus sentencias. Un Estado sin división de poderes en la práctica. Una corrupción que afecta a las instituciones, desde la cúpula del Estado hasta los diversos gobiernos, partidos y personajes relevantes. Un antiguo portavoz del presidente José María Aznar, Miguel Ángel Rodríguez, que habla impunemente del fusilamiento del president Artur Mas. Los políticos de España, empezando por Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, que consideran que impedir las urnas en Catalunya es un éxito de la democracia española, haciendo un gran ridículo ante la opinión pública internacional.

5. El desorden establecido en España no se soluciona con prohibiciones, ni con amenazas, ni con respuestas recentralizadoras, autoritarias, dictatoriales, violentas, fascistas, policiales, militares. Posturas de este tipo forman parte del desorden establecido. Las presiones, las manipulaciones y la censura de algunos medios de comunicación también forman parte del desorden establecido.

6. Una de las respuestas cristianas más lúcidas y poderosas contra el desorden establecido es la diseñada por Emmanuel Mounier. Él y su propuesta de personalismo comunitario, de raíces cristianas, consiste en defender y propugnar el despliegue de los valores de las personas y de los pueblos. Y hacerlo en la teoría y en la actuación práctica.

Compartir esta entrada