19. Sep, 2020
  355 Visitas      0 Comentarios

Comentario cordial y crítico a Catalunya Religió ... y un corazón catalán para Rajoy

Hay que congratularse de la tarea de www.catalunyareligió.cat y hacer un comentario cordial y, al mismo tiempo, crítico







1. Jordi Llisterri y Boix, uno de los personajes claves de esta web, firma "Petita història de Catalunya Religió", un bien documentado y largo artículo de 26.880 espacios en que explica su línea informativa y editorial. Una de las ideas maestras es ésta: "Ciertos sectores del llamado progresismo eclesial se focaliza excesivamente en la crítica a aquellos factores que chirrían de la Iglesia. Sea en el ámbito de la disciplina eclesiástica o de la doctrina. Así con esta crítica necesaria encuentra el aplauso y el altavoz de los medios de comunicación".

2. Cabe preguntarse si es perverso este "progresismo eclesial" denunciado por Llisterri. ¿A quién se refiere? ¿A El Pregó? ¿A Cristianisme i Justicia? ¿A El Matí? ¿A Pregària.cat? Hay que concretar nombres porque no es correcto hacer acusaciones genéricas desde el púlpito de una supuesta altura e imparcial ética.

3. En todo caso, y como confesión estrictamente personal, dejo constancia de mi humilde y breve participación periodística en catalunyareligió. Fue el año 2014, entre el 23 de marzo (festividad de San Josep Oriol) y el 11 de septiembre (Díada Nacional de Catalunya). Mi último texto, ay, llevaba por título: "Rajoy, ¿con el corazón de un soberanista catalán?". En aquellos días se hablaba mucho de trasplantes y también de la perversidad del soberanismo catalán pacífico y democrático. La idea del artículo era la de si el presidente español aceptaría el corazón de un soberanista catalán. El interrogante es aún más vigente hoy. En caso de transplante, ¿aceptarían el campechano huido, o su hijo, o el presidente español el corazón de un exiliado o un preso soberanista catalán ?.



Rajoy, ¿con el corazón de un soberanista catalán?

1. Mariano Rajoy ha hecho unas consideraciones sobre el transplante de corazón de los catalanes para defender la unidad de España. ¡¡¡!!!. Era el mismo día de la  impresionante V dibujada el 11S en la capital de Catalunya. Las palabras del presidente español contrastan con la postura sensata y cordial de Benedicto XVI sobre la donación de órganos.

2. Rajoy considera que la unidad es un activo de España. Pone este ejemplo: "La solidaridad del sistema nacional de trasplantes hace posible que un andaluz viva con un corazón catalán o un madrileño tenga vida gracias a la generosidad de un gallego".

3. Desde Catalunya se podría explicar a Rajoy, si éste aceptara escuchar y dialogar como se hace en las democracias, que un catalán (autonomista, federalista, soberanista) está dispuesto a que su corazón viva en un andaluz, un español, un vasco, un árabe, un escocés, un inglés... Un soberanista catalán, por ejemplo, considera que el soberanismo es la manera más efectiva para ser libre y solidario.

4. Sobre estas cuestiones, el periodista Peter Seewald preguntó a Benedicto XVI, cuando Joseph Ratzinger era arzobispo de Munich, si era donante de órganos. Ratzinger contestó: "Sí, aunque supongo que mis viejos órganos ya no serán muy solicitados". El periodista comentó: "Una idea emocionante. Un africano musulmán en Paris con el corazón del cardenal Ratzinger". Y el cardenal dejó abierta esta posibilidad: "Podría ser..."

5. ¿Aceptaría Rajoy poder vivir gracias al corazón de un soberanista catalán si alguna vez necesita de un trasplante de corazón? ¿Aceptaría el presidente de España poder vivir gracias al corazón de un ciudadano de una Cataluña soberana? ¿Es constitucional?

En la red


0 Comentarios



Escribe un comentario

* El correo electrónico no será publicado