22. feb, 2020
  412 Visitas      0 Comentarios

Liberación cristiana contra la "justicia" injusta

La experiencia demuestra que hay una "justicia" injusta. Los que se confiesan cristianos consideran que su fe, esperanza y solidaridad tienen una dinámica liberadora.





1. JESÚS CONTRA LA "JUSTICIA" INJUSTA y los maestros de la ley injustos. El régimen español judicializa la política catalana. La ONU denuncia el régimen por falta de libertades y por violencia policial. Jesús acusa a los jueces de forma apocalíptica (capítulo 23 del Evangelio de Mateo): hipócritas, guías ciegos, estúpidos, sepulcros blanqueados, serpientes, crías de víboras. "Sin misericordia no hay justicia" (Papa Francisco). "Justicia sin misericordia es crueldad" (Tomás de Aquino).

2. NO A LA LEY REPRESORA. Del Dios de Moisés al Dios de Jesús. El capítulo 23 del Evangelio de Mateo vale la pena. Expone las acusaciones de Jesús contra la ley represora de los maestros de la ley que son como el sistema judicial de hoy. Si TS y TC chocan con el planteamiento y el espíritu de Jesús. Una persona que quiera comportarse como cristiano debe optar por la libertad y en contra de la legalidad establecida. "Cristo nos ha liberado para que seamos libres", escribe Pablo (Galt 5,1)

3. SER CRISTIANO IMPLICA LIBERTAD e intentar serlo porque se cree que vale la pena y tiene sentido hoy. Nunca se es plenamente cristiano. Ser cristiano es intentar pensar, sentir, vivir según el espíritu de Jesús. Espíritu de fe, esperanza, solidaridad, libertad. Liberación de las serpientes de opresión y represión (política, legalista, eclesiástica ...). La fe cristiana se propone, no se impone. Y esto desde la condición humana. Desde las situaciones personal, social, cultural de cada uno.

4. LA "JUSTICIA" ESPAÑOLA CONTRA TORRA, pero yo callo porque no soy Torra. Esta idea recuerda el poema de resistencia anti nazi del pastor luterano alemán Martin Niemöller, arrestado por la Gestapo y encarcelado en campos de concentración. Los últimos versos dicen: "Cuando vinieron a buscar a los judíos, no protesté, porque yo no era judío. Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar". Denuncia contra la represión, y también contra el silencio cobarde.

Breves comentarios a artículos de Marta Lasalas, Jordi Galves y Miriam Díez publicados en www.eln

En la red


0 Comentarios



Escribe un comentario

* El correo electrónico no será publicado