9. Jul, 2021
  471 Visitas      0 Comentarios

El nacionalcatólico Pablo Casado no es Dios ni un buen político

1.- Debate polémico entre Jesús y los fariseos sobre Dios y el César. ¿Con quién está Pablo Casado (PP)?

2.-El nacionalcatólico Pablo Casado (PP) replica a los obispos de Catalunya que están de acuerdo con los indultos a los presos políticos catalanes. Lo ha hecho en un marco ultra españolista, Sociedad Civil Catalana, donde son bien recibidos gente del PSOE como José Borrell, Miquel Iceta, Salvador Illa y otros patriotas españoles.

3.- Una precisión. Nacionalcatolicismo, como el franquismo aún latente, es la dictadura que pone las estructuras eclesiásticas a su servicio. Otra precisión. Al contrario de lo que Casado pregona, la postura episcopal sobre los indultos es más bien criticable por su ambigüedad y su débil compromiso cívico y cristiano a favor de los derechos y las libertades de todas las personas y de todos los pueblos como plantea la doctrina social de la Iglesia católica.

4.- Retornando a Casado, el líder del PP dice que los obispos deberían estar más preocupados por otras cuestiones y lo argumenta con estas palabras: "Yo siempre digo que a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César ". Lo que Casado no dice es que Jesús responde así a los fariseos que intentaban provocarlo (Mateo 22, 21) ¿Es Casado un fariseo? Lo que queda demostrado es que Casado no es biblista ni teólogo. Si lo fuera, debería haber citado unas palabras de Pedro a sus opositores: "Hay que obedecer a Dios antes que los hombres" (Hechos 5, 29)

5.- El Papa Francisco ha comentado varias veces el pasaje de Mateo. Por ejemplo, en el Ángelus del 22 de octubre de 2017. Dijo: "La referencia a la imagen de César hace pensar en otra imagen que está impresa en cada hombre: la imagen de Dios (...) El cristiano está llamado a comprometerse con las realidades humanas y sociales sin contraponer 'Dios y César'; contraponer a Dios y al César sería una actitud fundamentalista. El cristiano está llamado a comprometerse concretamente en las realidades terrenas, pero iluminándose con la luz que viene de Dios. Confiar de forma prioritaria a Dios y la esperanza en Él no conlleva una fuga de la realidad, sino restituir laboriosamente a Dios lo que le pertenece. Por eso, el creyente mira a la realidad futura, la de Dios, para vivir la vida terrenal con plenitud y responder con coraje a sus desafío ".

6.- La crítica a Casado hecha desde una perspectiva eclesial y cristiana, va dirigida también a todos aquellos políticos, del color que sean, que vulneren los derechos y las libertades de las personas y de los pueblos. Hay que dejar "clar i català" que la Iglesia asume como propia la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esta Declaración, según la propia Constitución española (artículo 10.2) prevalece sobre el texto constitucional.

En la red


0 Comentarios



Escribe un comentario

* El correo electrónico no será publicado