27. ago, 2014
  2284 Visitas      0 Comentarios

La muerte del padre

1. El padre de Pilar Rahola ha muerto. Ella misma lo comunicaba en el twitter. “Acaba de morir mi padre. De repente, me he quedado sin luz. Ahora todo está oscuro”. Comentando en su día la muerte del padre de Artur Mas, Rahola escribió: “La muerte del padre no es un hecho natural, sino un corte en seco en el alma que nos deja colgando de un hilo”. Hace tiempo murió el padre de mi esposa. En el funeral se leyó el texto que sigue a continuación.

2. Josep Saperas i Domènech ha sido, es, uno de los últimos payeses de Sant Cugat. Como buen payés, ha trabajado la tierra, la ha amado, soñado, sufrido y disfrutado. Para siempre. Ha amado el mundo del campo y su gente. Ha amado este país y las personas que aquí han nacido, han venido, viven, trabajan. Ha vivido con discreción, humildad y dignidad. Como San José.

3. El pasado día 3 de marzo ingresó en el hospital. Ha sido un largo mes de silencio, adormecido, sin molestar. Y poco antes de las nueve de la noche de este miércoles se apagó.

4. Ha sido un hombre de convicciones sólidas, arraigadas, de exquisito respeto con las cosas de la tierra y del cielo, la lluvia y el viento, las nubes y el sol, el frío y el calor. Ha sido comprensivo y amable con todos. También con los animales, como los perros Valent y Xaloc. Ha cuidado de aves, gallinas y conejos. Nunca ha pisado hormiga alguna, ni ha matado un pájaro, ni un mosquito. No ha estropeado ninguna flor. Les ha dado el agua que necesitaban. Como San Francisco de Asís.

5. No ha sido de muchas misas ni comecuras. Podemos pensar que el buen Dios, tan misterioso como lo son el nacimiento, la vida y la muerte, no preguntará a nadie ni al payés Josep a cuántas misas ha asistido. La pregunta definitiva es ésta: ¿Amas? ¿Perdonas? ¿Visitas a los enfermos? ¿Acompañas a los solitarios? ¿Das paz a los demás? ¿Amas esta tierra? ¿Eres un buen payés? Y el buen payés Josep, que ha sido y es un hombre bueno, puede sonreír tranquilo.

6. Las huellas bondadosas del abuelo Josep deben ser continuadas por quienes le hemos conocido y le queremos. También por su muy querido nieto Jesús y por su muy querida nieta Ángela, que ahora están en la escuela pero que saben que su abuelo está en el cielo.

Post publicat a www.catalunyareligio.cat

En la red


0 Comentarios



Escribe un comentario

* El correo electrónico no será publicado