14. ago, 2019
  197 Visitas      0 Comentarios

Un juez americano interpela a los Llarena y Marchena

Un juez americano interpela  con su ejemplo a los jueces Pablo Llarena, Manuel Marchena y similares. El juez americano demuestra que la justicia es humana o no es justicia ni humana. Contrasta con la prepotencia de los jueces españoles y su hostilidad contra los políticos catalanes en injusta prisión preventiva.



Un vídeo que circula en las redes sociales muestra un juicio en que los protagonistas son el juez y el acusado. Uno de los presentes en la sala es el hijo del juez. La sesión se desarrolló de manera civilizada y respetuosa.

JUEZ. Se le acusa de exceso de velocidad en zona escolar.
ACUSADO. ¿Disculpe?
JUEZ. Se le acusa de exceso de velocidad en zona escolar. Iba más rápido de lo permitido en una zona escolar.
ACUSADO. No conduzco tan rápido, juez, tengo 96 años. Y conduzco despacio. Solo conduzco si es imprescindible. Llevaba a mi hijo a hacerse análisis de sangre. Es minusválido.
JUEZ. ¿Llevaba a su hijo al médico?
ACUSADO. Sí, lo llevo a hacerse análisis de sangre cada dos semanas. Tiene cáncer.
JUEZ. Usted es un buen hombre. Usted es un buen hombre. Usted representa lo que es importante en EE.UU. A sus noventa años, todavía cuida a su familia. Es increíble. Bien. ¿Qué edad tiene su hijo?
ACUSADO. Sesenta y tres
JUEZ. Y papa todavía le cuida, ¿eh?
ACUSADO. Solo conduzco cuando es necesario
JUEZ. ¿Ve a ese joven de ahí? Es mi hijo. Me está mirando como diciendo: “Papa, cuando tengas 90 años, vas a estar llevándome por ahí”. Está dando un mal  ejemplo a mi hijo…
ACUSADO. No
JUEZ. Es mucha presión para mí. Je, je, je. Escuche caballero. Le deseo lo mejor, lo mejor para su hijo, que usted tenga buena salud. Su caso queda desestimado. Buena suerte, y que Dios le bendiga
ACUSADO. Gracias

 

En la red


0 Comentarios



Escribe un comentario

* El correo electrónico no será publicado