24. oct, 2019
  243 Visitas      0 Comentarios

La propaganda goebbeliana contra el soberanismo viola la Constitución

El siniestro Joseph Goebbels, ministro de Propaganda del Régimen nazi

La propaganda al estilo del nazi Joseph Goebbels es aplicada por sectores de la auto denominado constitucionalismo español contra el soberanismo catalán y viola la Constitución.





1. PROPAGANDA SINIESTRA. Los once principios propagandísticos del siniestro Joseph Goebbels, ministro de Propaganda de la Alemania nazi entre 1933 y 1945, estuvieran al servicio del diabólico Adolf Hitler y en contra del disidentes fueran comunistas, sindicalistas, judíos, demócratas, homosexuales, pacifistas, enfermos, cristianos ...

2. AUTO DENOMINADOS CONSTITUCIONALISTAS. Sectores de los auto denominados constitucionalistas españoles se inspiran en algunos de estos principios para emplearlos contra el soberanismo / independentismo catalán. Uno de estos principios es "la simplificación y del enemigo único". La propaganda actual dice que la Constitución no permite el ejercicio del derecho de autodeterminación y que el único enemigo a abatir es el soberanismo. Otro principio es el de repetir este mensaje falso insistentemente para desacreditar y desfigurar el soberanismo con un lavado de cerebro de los ciudadanos mal informados. Es aquella frase... de una mentira repetida mil veces parece que se convierte en verdad, aunque sea mentira. Otro principio consiste en la contrapropaganda para silenciar o distorsionar las razones de los discrepantes y adversarios.

3. GRAN ENGAÑO. El gran engaño, la gran mentira, la gran trampa de estos sectores es negar que la Constitución tiene el deber de respetar el derecho de autodeterminación. Engaña (induce a error con artificio y perfidia). Miente (hace voluntariamente una aserción contraria a la verdad). Hace trampa (trampa para engañar a alguien ...)

4. LA CONSTITUCIÓN DEBE INTERPRETARSE SEGÚN LOS DERECHOS HUMANOS. La Constitución (artículo 10.2) obliga a respetar el derecho de autodeterminación: "Las normas relativas a los derechos fundamentales ya las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificadas por España ". El artículo no dice que la Constitución "puede interpretarse". Queda muy claro que afirma que la Constitución "se interpretará" según la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales, que son una legislación superior al texto constitucional. Esto es un deber, una obligación.
5. LA AUTODETERMINACIÓN CONSTA LA CONSTITUCIÓN. La Declaración Universal de los Derechos Humanos (aprobada por Naciones Unidas del 10 de diciembre de 1948) establece: "La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público" (Artículo 21.3). Cataluña es un pueblo. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (Nueva York, 19 de diciembre de 1966) establece: "La Carta de las Naciones Unidas impone a los Estados la obligación de promover el respeto universal y efectivo de los derechos y de las libertades humanas" (Preámbulo ). "Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación" (Artículo 1.1) "Los Estados partes en el presente Pacto, promoverán el ejercicio del derecho de libre determinación y respetarán este derecho de conformidad con las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas ( artículo 1.3).

6. CONCLUSIÓN. Todo el mundo debe respetar y cumplir el artículo 10.2 de la Constitución. También los autodenominados constitucionalistas. Todo el mundo debe respetar los derechos y las libertades de las personas y de los pueblos. Cataluña es un pueblo.

En la red


0 Comentarios



Escribe un comentario

* El correo electrónico no será publicado