15. Jul, 2020
  375 Visitas      0 Comentarios

Virus: pandemia, espionaje, Corina

1. "Los Ciudadanos de la zona no saben si atenerse a las ordenes de Torra o al auto de la juez ..." ¡...! El sistema fiscal y judicial español está desprestigiado. La orden presidencial es más respetable que el auto judicial. El jefe de Epidemiología del Hospital Clínico, Antoni Trilla, defiende las medidas del president y discrepa del juez. El presidente Pedro Sánchez también da todo su apoyo al president Quim Torra. Esto es así aunque rompa los esquemas de los unionistas que son más papistas que el Papa.

2. Además de la pandemia hay un segundo virus letal. El Gobierno PSOE / Podemos, de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, realiza y / o tolera el espionaje contra los soberanistas catalanes. Las cloacas malolientes del estado quieren imponer la "unidad de la patria". El espionaje viola la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Su artículo 12 establece: "Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, en su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra y reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra estos atentados". El espionaje está penado por el Código Penal. Su artículo 197.1 establece que el espionaje "será castigada con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses".

3. En plena pandemia y en pleno espionaje continúa la crisis acelerada de la monarquía borbónica simbolizada en la Corinavirus. El principal implicado es Juan Carlos I con sus asuntos económicos y mujeriegos. Juan Carlos, hoy desaparecido de la escena, fue impuesto por el dictador Francisco Franco como rey. Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón-Dos Sicilias es el padre de Felipe VI y abuelo de Leonor y Sofía. Hay que dejar constancia que la monarquía, a diferencia de la república, es algo que va de abuelos a padres, hijos, nietos ... pero ... ¿el pueblo, la democracia y la libertad deben sacrificarse por un rey? ... ¿o un rey se debe sacrificar por el pueblo, la democracia y la libertad?

En la red


0 Comentarios



Escribe un comentario

* El correo electrónico no será publicado