2. Sep, 2020
  241 Visitas      0 Comentarios

Monarquía rota, patriotismo catalán y el Papa

1. CORONA DESPRESTIGIADA. Puede hablarse de unidad y divisiones en el ámbito político. También de monarquía rota. ¿O no ?. Felipe, Letizia, Eleonor y Sofía viven como reyes en la Zarzuela. El padre / suegro / abuelo Juan Carlos está fugado en los Emiratos Árabes Unidos, estado no democrático y donde no se respetan los derechos humanos. La madre de Felipe y esposa (?) De Juan Carlos y sus hijas y todos juntos son la imagen de familia rota y malavenida. Tan desprestigiada está la Corona que el CIS no se atreve a hacer una encuesta sobre monarquía o república. Pero encuestas de instituciones privadas indican que es legítimo y razonable pensar que hay una ruptura entre la Corona y, por ejemplo, Catalunya. El régimen tiembla porque la monarquía es "la forma política del estado español" según el artículo 1.3 de la Constitución.

2. SOBERANISMO UNITARIO. ¿Y Cataluña? Hoy no se puede hablar de Catalunya sin afirmar que el soberanismo catalán es tan legítimo como el soberanismo español; sin hacer referencia a la constante represión política, judicial y policial; sin tener en cuenta que, a pesar de las dificultades, los exiliados y presos políticos catalanes firman con unidad el artículo "El despropósito de Javier Zaragoza" en que con sólidos argumentos acusan al fiscal de no defender los derechos fundamentales. El texto es democrático, soberanista, unitario, valiente, sensato, patriótico en el sentido más noble de esta palabra.

3. PATRIOTISMO SEGÚN EL PAPA. Seguro que el exiliado Carles Puigdemont, el preso Oriol Junqueras y sus compañeros perseguidos, creyentes o agnósticos, comparten el patriotismo (en este caso, el patriotismo catalán) que tan bien explica el Papa Francisco, un personaje con visión universal, en un discurso del 6 de abril 2019. Francisco: "No podemos hacer una cultura de diálogo si no tenemos identidad, porque el diálogo sería como el agua que desaparece. Yo con mi identidad dialogo contigo que tienes tu identidad, y ambos avanzamos. Pero es importante ser consciente de mi identidad y saber quién soy y que soy diferente de los demás. Hay personas que no saben cuál es su identidad y viven a la moda; no tienen luz interior: viven de fuegos artificiales que duran cinco minutos y luego terminan. Conoce tu identidad. Esto es muy importante (...) No somos setas, nacidos solos. Somos personas nacidas en la familia, en un pueblo, y muchas veces esta cultura líquida nos hace olvidar la pertenencia a un pueblo. Una crítica que haría es la falta de patriotismo. El patriotismo no es sólo cantar el himno nacional o rendir homenaje a la bandera. El patriotismo es la pertenencia a una tierra, a una historia, a una cultura ... y eso es identidad. Identidad significa pertenencia. No puedes tener identidad sin pertenecer. Si quiero saber quién soy, me pregunto: ¿A quien pertenezco?".

En la red


0 Comentarios



Escribe un comentario

* El correo electrónico no será publicado