9. Nov, 2020
  496 Visitas      0 Comentarios

Cardenal Omella, ¿actuación farisaica?

El cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), ¿predica y actúa como los fariseos hipócritas duramente criticados por Jesús?

1. El español Omella debería analizar en conciencia ante el pueblo y el Dios de Jesús si su discurso y su actuación, que son públicos, tienen o no un componente farisaico.                2) Omella, como presidente del episcopado español, avala el comportamiento de Juan Carlos I, el rey campechano fugado debido a oscuros asuntos económicos y también de faldas, amantes o lo que sea. Omella no visita los presos y exiliados políticos catalanes con el argumento tan poco cristiano de que estos presos y exiliados están fuera de la archidiócesis de Barcelona. El cardenal esconde que el Dios de Jesús bendice a los  que visitan los presos y maldice a los que no lo hacen (Mateo 25, 31-46).                     3. Pero Omella, a pesar de la pandemia diabólicamente letal, invita a una quincena de obispos de fuera de Barcelona a asistir, como sucedió el pasado sábado, a una multitudinaria beatificación en la Sagrada Familia.                      4. El cardenal lo justifica diciendo que la ceremonia se celebró con las debidas medidas de seguridad al tiempo que pide perdón por los que se hayan sentido heridos. Lástima que Omella no pida perdón por menospreciar los exiliados y presos políticos catalanes que están en prisión y en el exilio por defender pacíficamente unos derechos y unas libertades, y no por oscuros asuntos económicos ni de faldas, amantes o lo que sea.    5. ¿Hipocresía farisaica? Jesús se dirigió un día a la gente ya sus discípulos con duras acusaciones contra los maestros de la ley y los fariseos: "No actueis como ellos  porque dicen y no hacen" (Mateo 23, 3). Comentando este episodio evangélico, el Papa Francisco recalca: "Decir y no hacer es un engaño. Es un engaño que nos lleva a la hipocresía. Ser cristiano significa hacer la voluntad de Dios. Y en el último día, todos tendremos un último día, el Señor no nos preguntará qué hemos dicho sobre él. Nos preguntará sobre las cosas que hemos hecho. Tenia hambre y me diste de comer; tenía sed y me diste de beber; estaba enfermo y viniste a verme; estaba en la cárcel y viniste a visitarme. Porque esta es la vida cristiana ". (Homilía en Santa Marta, 23 de febrero 2016).                   6. Una persona que intente ser buen cristiano debe hacer suyo el mensaje y el comportamiento de Jesús, no el de los fariseos ... ¿verdad cardenal Omella?

En la red


0 Comentarios



Escribe un comentario

* El correo electrónico no será publicado